Centroamérica |
28/10/2015

ACNUR alerta ante nueva crisis de refugiados en el continente

El aumento de la violencia por parte de las pandillas o maras juveniles en el Triángulo Norte de Centroamérica y México ha provocado el éxodo de miles de mujeres y niños de esos países, lo que podría ocasionar una inminente crisis de refugiados en el continente, advirtió este miércoles la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Las dramáticas crisis de refugiados que estamos observando en el mundo no están limitadas a Medio Oriente o África, pues una situación similar se está desarrollando en las Américas, señaló António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, durante el lanzamiento del informe “Mujeres en Fuga”.

Mujeres en Fuga compila los testimonios de 160 mujeres que se vieron obligadas a escapar de sus hogares en Guatemala, Honduras, El Salvador y México debido al aumento de la inseguridad en sus comunidades.

En estos países las mujeres y los infantes han sido víctimas de la violencia y persecución por parte de las maras y grupos criminales, quienes cometen asesinatos, desapariciones, asaltos, violaciones e inclusive reclutan a los niños para cometer actos delictivos.

Todo te afecta, porque allá una mujer no vale nada, aseguró “Lana”, una de las víctimas entrevistadas en el informe; es como si tu vida no tuviera ningún valor, ellos violan, no hay límites, no existe la autoridad, no hay nadie que los detenga, declaró.

En el estudio, la agencia señala que desde el 2008 el número de ciudadanos de México, Guatemala, El Salvador y Honduras que han solicitado asilo en los Estados Unidos aumentó en un 384 por ciento; las mujeres y los niños son, a menudo, los primeros en escapar de la violencia.

Datos del Gobierno de Estados Unidos indican que el 82 por ciento de las 16 mil 77 mujeres, provenientes de estos países, que fueron entrevistadas el año pasado mostraron un temor creíble de sufrir persecución y tortura si eran deportadas.

Sin embargo, EE.UU no ha sido el único país de refugio de las víctimas, pues muchas otras han buscado establecerse Centroamérica y México; en este último las solicitudes de asilo presentadas por personas del Triángulo Norte y de otras partes de México aumentaron 13 veces.

Entre sus recomendaciones para abordar esta problemática, el Alto Comisionado pidió a los Estados de Norte y Centroamérica que reconozcan la situación de los refugiados, establezcan un enfoque regional para resolver la situación y aborden las causas primarias que generan el desplazamiento forzado.
Fin Cerigua
Hc/Ld-Ld

Última modificación: 28 de octubre de 2015 a las 18:09