Internacionales |
07/12/2017

Aumenta cantidad de migrantes detenidos en Estados Unidos

Desde el comienzo del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump (20 de enero de 2017) hasta finales de septiembre la cantidad de inmigrantes detenidos en el interior del país aumentó en un 40 por ciento, en comparación con el mismo periodo del 2016, mientras que la cantidad de detenciones por cuestiones migratorias de personas que carecían de antecedentes penales se triplicó en el mismo lapso, señaló la organización Human Right Watch (HRW) en un reciente informe.

HRW aseguró que el aumento en las detenciones migratorias durante el gobierno de Trump tiene un impacto “devastador” para los inmigrantes que están desde hace mucho tiempo en el país y tienen lazos sólidos allí.

En el informe titulado “Los Deportados: Inmigrantes desarraigados del país que consideran su hogar”, la organización documentó 43 casos de inmigrantes, muchos de ellos residentes por muchos años y con firmes lazos familiares y de otro tipo en EE.UU., que fueron deportados mediante procedimientos que, generalmente, ignoraron derechos fundamentales y casi nunca consideraron sus hogares y familias estadounidenses.

La entidad recordó que a poco tiempo de asumir,Trump firmó dos decretos ejecutivos que hicieron que casi la totalidad de los inmigrantes no autorizados que viven en Estados Unidos se convirtieran en blanco de aprehensión, detención y deportaciones.

Los decretos dejaron sin efecto una serie de directivas que acotaban el enfoque de las medidas de control a las personas que habían cruzado la frontera recientemente y a los ciudadanos extranjeros con ciertas condenas penales.

El impacto de estas medidas ha sido inmediato y grave, señaló HRW, pues entre el 20 de enero y el 30 de septiembre del 2017 se llevaron a cabo 110 mil 568 detenciones en el interior del país, cuando termina el año fiscal, mientras que en el mismo periodo del 2016 se realizaron 77 mil 806; de las detenciones reportadas este año, 31 mil 888 correspondían a personas sin condenas penales, a diferencia de 11 mil 500 aproximadas en el mismo período del 2016.

La cantidad de personas que están siendo deportadas, y los relatos que ofrecen, dejan en evidencia que quienes inmigraron hace tiempo y tienen lazos sólidos con EE.UU. están siendo detenidos y deportados de manera agresiva y sistemática, afirmó Clara Long, investigadora de HRW.

La investigadora dijo que no se tratan de casos atípicos o esporádicos, sino de la imagen más implacable y destructiva de la política inmigratoria de Trump.

HRW enfatizó que el Congreso y el gobierno de Trump deberían reformar las políticas y leyes inmigratorias abusivas, empezando por aprobar una Ley Dream “limpia”, que no implique concesiones perniciosas, como menos protecciones para niños y niñas migrantes y refugiados, tal como la Casa Blanca ha indicado que es su intención.

Asimismo, dijo que el Congreso debería rechazar los pedidos del Ejecutivo de aumentar los fondos destinados al control inmigratorio que no estén vinculados con reformas que el país necesita hace mucho tiempo y medidas para reforzar la transparencia y abordar condiciones abusivas en los centros de detención inmigratoria.
Fin Cerigua
Hc/Ld-Ld

Última modificación: 7 de diciembre de 2017 a las 16:44
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.
Noticias sobre fechas y eventos especiales
13 Dic
Reporte noticioso centroamericano de la Red Voces Nuestras en la que CERIGUA participa.