Guatemala |
01/08/2018

CERIGUA surgió en medio de difíciles condiciones de país

La pobreza y pobreza extrema, la exclusión, el racismo y la falta de oportunidades, las flagrantes violaciones a los derechos humanos, entre otros, fueron de las principales temáticas develadas en toda su magnitud por el Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala, CERIGUA; esas duras condiciones de país, que dieron origen al conflicto armado interno, aún persisten, después de más de veinte años de la firma de los Acuerdos de Paz.

Héctor Samayoa, quien fuera corresponsal de CERIGUA en Retalhuleu, recordó que en su adolescencia no entendía nada de las situaciones extremas que enfrentaba Guatemala, pero estaba completamente consciente de su realidad, como hijo de campesinos que vivían en una finca de la costa sur; era una de cientos de miles de familias explotadas, que habitaban en ranchos sin servicios básicos, que ganaban una miseria por cada caja o quintal de café entregado a los caporales.

Enredado entre ramas de cafetos verdes y rojos, con el canasto al cinto y el radio cruzado en la espalda, escuchaba los noticieros Guatemala Flash, Radio Periódico el Independiente y Despertar occidental, pues mi pasión era escuchar noticias.

Fue en ese contexto que escuché por primera vez, a través de estos radio periódicos, las noticias de CERIGUA; la adrenalina empezó a correr por todo mi cuerpo y mi corazón latía con intensidad; debo confesar que a pesar de ser un patojo, rechacé la milicia castrense y peor aún, cuando tuve conocimiento de las masacres que perpetraba el ejército en las comunidades.

Pasaron los años y jamás imaginé ni en sueños que sería portavoz de la sociedad retalteca, especialmente de los grupos vulnerables, al convertirme en corresponsal de CERIGUA en este departamento, exuberante en belleza y riqueza, pero carente de políticas públicas que cambien el estatus de la población pobre y pueblos indígenas, que siguen excluidos del desarrollo.

Héctor Samayoa llegó a CERIGUA gracias a Rigoberto Agustín Ramírez, quien se desempeñaba como corresponsal en Quetzaltenango; “él me presentó a la directora de la agencia, la licenciada Ileana Alamilla, a quien admiré y respeté, no sólo por su trayectoria periodística, sino por su profundo amor por el país, su coraje y valentía, pero sobre todo, su anhelo por contribuir en la construcción de una Guatemala distinta, con desarrollo e inclusiva.

CERIGUA significó para mi vida una escuela y un reto, al identificar a tantos grupos si voz, a quienes se les había arrebatado la oportunidad de tener un canal de expresión para ser escuchados; niños, niñas, jóvenes y adultos mayores, hombres y mujeres, campesinos e indígenas, tuvieron voz a través de CERIGUA, concluyó Samayoa.
Fin Cerigua
Hs/Ld-Ld

Última modificación: 1 de agosto de 2018 a las 19:58
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.
Noticias sobre fechas y eventos especiales
17 Ago
Reporte noticioso centroamericano de la Red Voces Nuestras en la que CERIGUA participa.