América Latina y el Caribe |
08/05/2018

Desigualdad, un obstáculo para el crecimiento y el desarrollo

La desigualdad es un obstáculo al crecimiento, desarrollo y sostenibilidad de América Latina y Caribe, que continúa siendo la región con mayor inequidad a nivel mundial, señala un nuevo informe lanzado este por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El informe fue presentado en el marco de la reunión bienal que este organismo de las Naciones Unidas celebra del 7 al 11 de mayo en la ciudad de La Habana, Cuba; el estudio titulado “La ineficiencia de la desigualdad” destaca que las brechas y rezagos sociales en la región tienen un impacto negativo en la productividad, la fiscalidad, la sostenibilidad ambiental y la mayor o menor penetración de la sociedad del conocimiento.

La economía política de sociedades altamente desiguales y la cultura del privilegio son obstáculos para avanzar en un desarrollo con igualdad; la región ha heredado los vestigios coloniales de una cultura del privilegio que naturaliza las jerarquías sociales y las enormes asimetrías de acceso a los frutos del progreso, la deliberación política y los activos productivos, destacó la secretaria ejecutiva de CEPAL, Alicia Bárcena, en el documento.

El organismo destacó que América Latina y el Caribe es la región más desigual del mundo, con un coeficiente de Gini promedio de 0.5, comparado con 0.45 de África Subsahariana y 0.4 de Asia Oriental y el Pacífico; el coeficiente de Gini se mide en escala de 0 a 1, donde 0 representa la perfecta igualdad y 1 la máxima desigualdad.

Se estima además que la evasión tributaria en la región alcanza al 6.7 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) solo en términos del impuesto a la renta y el impuesto al valor agregado, mientras que en el área social las brechas en acceso a la educación, el alto porcentaje de maternidad adolescente y la discriminación por condición étnico-racial continúan “perpetuando las desigualdades”.

El informe señala que también existen marcados desequilibrios territoriales entre los distintos niveles socioeconómicos en aspectos como la esperanza de vida, la mortalidad infantil, la tasa de analfabetismo y el acceso al agua al interior de las viviendas.

A esto se suma un modelo económico basado en la extracción de recursos naturales, una reducida inversión en infraestructura y de baja calidad, brechas en la obtención de saneamiento, electricidad, internet, así como altos costos por causa de los efectos destructivos de eventos climatológicos extremos, derivados del cambio climático.

Para la CEPAL es necesario que América Latina y el Caribe avancen hacia el desarrollo sostenible en sus tres dimensiones: social, económica y ambiental; para ello, se necesita recuperar la inversión e insertar a la región plenamente en la “cuarta revolución industrial”, teniendo como eje la descarbonización y el desacople entre crecimiento e impacto ambiental.

Destaca además que las políticas a favor de la igualdad no solo producen efectos positivos en términos de bienestar social, sino que contribuyen a generar un sistema económico más favorable para el aprendizaje, la innovación, el aumento de la productividad y la protección ambiental.
Fin Cerigua
Hc/Ld-Ld

Última modificación: 8 de mayo de 2018 a las 18:04
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.
Noticias sobre fechas y eventos especiales
15 Oct
Reporte noticioso centroamericano de la Red Voces Nuestras en la que CERIGUA participa.