Guatemala |
27/07/2018

El GAM presentó informe sobre violencia contra la niñez y adolescencia

Durante el primer semestre de 2018, 417 niños, niñas y adolescentes fallecieron de forma violenta en Guatemala, lo que demuestra que esta población no es ajena a la violencia homicida en este país, el tercero de la región centroamericana con mayor número de asesinatos por cada 100 mil habitantes, señaló el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) en un informe.

La mayoría de las muertes se produjeron por armas de fuego (67.87 por ciento), seguidas por la asfixia por suspensión (13.19 por ciento), asfixia por sumersión (11.27), muertes por arma blanca (3.84 por ciento), asfixia por estrangulación (3.60 por ciento) y decapitación (0.24 por ciento); esta información corresponde a los datos proporcionado por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF).

En los casos se asfixia por suspensión (55) se presume que pudo tratarse de un suicidio, mientras que los de asfixia por sumersión se atribuyen a posibles accidentes, señaló el GAM.

Muchas de las víctimas fallecieron en ataques armados que iban dirigidos a otras personas, producto de las balas perdidas; la mayoría de las muertes violentas ocurrieron en adolescentes de 15 a 19 años, siendo la mayoría de ellos hombres (258).

En este periodo se reportó además la muerte de 17 infantes menores de un año, de los cuales 11 fallecieron por heridas de arma de fuego; los niños y niñas víctimas de uno a cuatro años sumaban 16, que en su mayoría (11) murieron por asfixia por sumersión.

La agrupación humanitaria indicó que al comparar el primer trimestre de los últimos tres años, el 2018 reporta la menor cantidad de niños y adolescentes fallecidos de forma violenta, pero la cantidad de niñas y adolescentes mujeres aumentó.

Mientras que durante el primer trimestre de 2017 se reportó el asesinato de 247 niños, niñas y adolescentes (208 hombres y 39 mujeres, en 2018 la cifra se redujo a 213 (166 hombres y 47 mujeres).

En sus recomendaciones, el GAM considera que la Procuraduría General de la Nación debe cumplir con el papel que le mandata la legislación, en favor de la niñez y adolescencia, a través de los programas que ya tiene implementados.

En tanto que el Estado debe invertir en la primera infancia, lo que provocará a futuro una disminución de los índices de delincuencia de menores pero también permitirá que se produzcan más y mejores ciudadanos.
Fin Cerigua
Hc/Ld-Ld

Última modificación: 27 de julio de 2018 a las 17:21
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.
Noticias sobre fechas y eventos especiales
17 Ago
Reporte noticioso centroamericano de la Red Voces Nuestras en la que CERIGUA participa.