ALERTA NACIONAL/Observatorio de los Periodistas |
22/06/2015

Guatemala: Continúan agresiones y amenazas contra periodistas

Luego de aceptar que amenazó a una manifestante en las afueras del Congreso una semana atrás, el diputado Carlos Herrera, aspirante a la reelección por el Partido Libertad Democrática Renovada (LIDER), intimidó e increpó a periodistas de distintos medios de comunicaciones quienes lo consultaban sobre el tema.

El hecho se suscitó el viernes 19 de junio, cuando en una reunión de jefes de bloque el parlamentario dijo que había advertido a una persona (que protestaba en las afueras del Legislativo cuando se designó la comisión pesquisidora que analizaría el antejuicio en contra del Presidente Otto Pérez Molina) que esperaba encontrarlo solo, pues aparentemente el sujeto lo había insultado.

Tras estas declaraciones, distintos reporteros le cuestionaron si se trataba de una amenaza, a lo que el Herrera les respondió “pónganlo como ustedes quieran, lo único que quiero decirles es que nadie me va a amenazar, porque yo no estoy dispuesto a dejarme de nadie”.

Jessica Gramajo, reportera de Prensa Libre, le cuestionó si él sí podía amenazar, a lo que el congresista de forma molesta la acusó de tergiversar la información y de afirmar que es dueño de una constructora. ¿Me lo puedo probar?, agregó.

A raíz de los señalamientos, Gramajo le preguntó porqué no envío la aclaración al medio, pero Herrera se excusó diciendo que no mandó nada, pues no lo publicarían.

Usted escribe muchas mentiras y goza con las mentiras, y eso le divierte, como que eso le da energía. No sé quién le está dando algún premio por eso, pero yo le recomiendo que diga verdades, añadió el legislador.

El congresista aseguró que no se trató de una intimidación en contra de Gramajo, sino fue un reclamo por una nota que no compartía. Herrera hacía referencia a una publicación de marzo pasado en la que se aborda sobre el gasto que se proponía para un nuevo edificio del Legislativo y los vínculos de algunos diputados con empresas contratistas.

Esta periodista realizó recientemente un reportaje sobre otro diputado de LIDER, Baudilio Hichos, en el que evidencia que el político mantiene el control de Chiquimula a través de una red de nepotismo.

Luego de la investigación, el diputado acusó a Prensa Libre de recibir una cuantiosa suma de sus adversarios políticos para que se publicara algo en su contra.

“Hay mucha gente indignada, pero por otro lado me felicitan ¡qué publicación han hecho!”, las portadas de ese diario que circula a nivel nacional, cada página cuesta no menos de Q40 mil”, aseguró el parlamentario, que busca la reelección, en un canal local de Chiquimula.

El reportaje señala además que el edificio que renta el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) en la cabecera del departamento es propiedad Hichos. El inmueble se encuentra registrado a nombre de la sociedad anónima Comercia Siboney, de la cual el diputado posee el 80 por ciento de las acciones.

La semana pasada, se dio a conocer que los representantes legales de Prensa Libre y el editor, Miguel Ángel Méndez Zetina, fue denunciado por la abogado del Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco (MSICG), Lesbia Amézquita, por los delitos de coacción, violencia sicológica y violencia económica.

El movimiento sindical dijo que la denuncia tiene su origen en la coordinación que se realizó desde la Procuraduría de los Derechos Humanos, para la interposición de una denuncia en contra de Amézquita y del MSICG, desde la cual se habría coordinado para que Prensa Libre prefabricara una nota con hechos falsos, que ataca la dignidad de la abogada laboralista.

En su denuncia, la abogada señala que la nota tiene como finalidad intimidarla y coaccionarla, para que deje de asesorar al Sindicato de Trabajadores de la Procuraduría de los Derechos Humanos (SITRAPDH), en la negociación del Pacto Colectivo de Condiciones de Trabajo.

Por su parte, el matutino aseguró que la demanda vulnera la Ley de Emisión del Pensamiento y busca criminalizar el trabajo periodístico del diario, acudiendo a instancias que no son las adecuadas para ventilar divergencias de información y opinión.

Este lunes se dio un nuevo ataque en contra de miembros de la prensa, luego que guardaespaldas de la ex Vicepresidenta Roxana Baldetti agredieran a varios reporteros en las afueras de Torre de Tribunales.

Los comunicadores intentaron obtener declaración de la ex funcionaria, que acudió a una audiencia para recuperar tres de sus propiedades embargadas, pero fueron recibidos a golpes.

Guatemala, 22 de junio de 2015.

Última modificación: 2 de septiembre de 2015 a las 11:54