28/02/2013

Madres preocupadas por la vida de sus bebés debido al incremento de amenazas y agresiones en el IGSS

Guatemala, 28 Feb (Cerigua).- Madres de bebés que necesitan asistencia médica debido a enfermedades crónicas, expresaron su preocupación a la Agencia Cerigua por el incremento de amenazas y agresiones que han sufrido por parte del personal médico y de enfermería, en el Departamento de Pediatría del Hospital General de Enfermedades del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), ubicado en la zona 9 de la ciudad; la situación se agravó a raíz del cambio de dirección.

La información llegó a Cerigua a través de la Coordinadora Nacional de la Maquila, entidad que ha recabado algunas de las experiencias por las que han atravesado las usuarias del IGSS; una de las afectadas aseguró que su hijo recibió una quimioterapia sin agua y falleció.

Algunas de las madres tienen permiso para permanecer en el lugar, ya que sus bebés requieren de observación permanente y no hay suficientes enfermeras, sólo dos; a las indígenas que pernoctan y deben quedarse a dormir en el suelo, las levantan con golpes y patadas, una violación a los derechos humanos, dijo a Cerigua una de las usuarias.

La situación inició con el cambio de dirección y la negativa de proveerles la respectiva hora de lactancia materna a los recién nacidos que se quedaron en el intensivo o en observación; se agravó cuando las madres acudieron a la autoridad interna para denunciar los hechos, pues comenzaron a ser amenazadas con no aplicarles los medicamentos a sus pequeños por “chismosas”.

El grupo de aproximadamente 25 afectadas, teme por la vida de sus hijos e hijas, pues algunos podrían morir si les llega a faltar el medicamento y la observación; otras optaron por sacar a sus enfermos a escondidas para llevarlos a otro hospital.

Floridalma Contreras, de la Coordinadora Nacional de la Maquila, expresó que el próximo viernes sostendrá una reunión con Hilda Morales, Procuradora Adjunta de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), para trasladarle las pruebas y los testimonios que han recopilado hasta el momento, así como para solicitar que la institución constate e intervenga en la situación.

Las madres tienen miedo de hacer la denuncia ante los medios de comunicación, sobre todo porque las consecuencias las pueden sufrir sus hijos e hijas; así lo ha hecho saber el personal de enfermería y el cuerpo médico; también los encargados de la seguridad, quienes las acosan sexualmente.

De acuerdo con una tesis de la Universidad Mariano Gálvez, elaborada por Claudia Acajabón, en una de las áreas de la Pediatría del IGSS de la zona 9, refiere que algunos de los factores positivos de la visita permanente son: la seguridad del niño, el descanso, la ingesta de los alimentos, la minimización del trauma de la hospitalización, los padres están más informados y los días de estancia disminuyen.

Entre los factores negativos se encuentra que no todos los padres colaboran con el cuidado, algunos son demasiado aprensivos lo que genera incomodidad con el personal, no todos colaboran con el cuerpo médico y de enfermería, las instalaciones no son las adecuadas para la estancia de los padres y la diferencia de culturas genera conflictos, afirma la investigación.
Fin Cerigua
Mv-Ld
 

Última modificación: 13 de enero de 2015 a las 01:10