28/02/2013

Medios deben asegurarse que no están siendo silenciados por el poder de las redes sociales

Guatemala, 28 Feb (Cerigua).- Las grandes empresas periodísticas difieren del concepto de “periodismo ciudadano”, pues la ciudadanía forma parte de la gran comunidad mundial de la información y no todas sus opiniones son emitidas bajo los preceptos de la responsabilidad social o se apegan a las restricciones que conlleva ejercer el derecho a la libertad de expresión.

De acuerdo con un reporte de la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA), las nuevas tecnologías han dotado a las masas de las herramientas necesarias para producir información, un enfoque que debe ser abordado durante la próxima reunión de evaluación de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (CMSI+10).

Los usuarios en Twitter o los blogueros tienen hoy en día el potencial de mover a muchas más personas que un periódico, pero ese poder de expresión debe ir acompañado de responsabilidad, mientras que los grandes medios deben asegurarse que no están siendo silenciados por el poder de las redes sociales a través del fortalecimiento de la credibilidad.

Todos y todas tienen el potencial de convertirse en un medio de comunicación, pero el poder de generar opinión en las masas deber ir acompañado de responsabilidad, aseguró Anette Novak, del Foro Mundial de Editores y ex directora de Norran, un periódico sueco regional.

Novak indicó que antes de convertirse en editora en jefe de Norran, debió tomar un curso y trabajar al lado de un par de profesionales experimentados hasta que estuviera dispuesta a asumir sus propias responsabilidades; ahora cualquier persona con un celular puede proclamarse periodista, indicó.

Es fundamental que las organizaciones de noticias trabajen en el fortalecimiento de la credibilidad y que sus editores adquieran mucha más experiencia respecto a lo que sucede y la forma en la que se manejan las redes sociales, de esa manea generarán más oportunidades para preservar el periodismo, añadió Novak.

Casi toda la ciudadanía en el mundo tiene una voz, pero los medios de comunicación tienen la responsabilidad de mantener la ética y la credibilidad, cuando los demás proveedores de noticias y de información no lo hacen, señaló Karry Kilman, Director General Adjunto de WAN-INFRA.

Frank La Rue, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la ONU, indicó que el hecho se ejemplifica durante los desastres naturales y de violencia, cuando individuos no profesionales son los primeros en informar sobre la escena, pero lo hacen de una forma irresponsable.
Fin Cerigua
Mv-Ld

Última modificación: 13 de enero de 2015 a las 01:10