México |
20/04/2017

Policías, los que más agreden a periodistas en México

Los policías estatales de México ocupan el primer lugar en actos de tortura y detenciones, en un 42 por ciento señala un informe del Colectivo Contra la tortura y la Impunidad (CCTI); el estudio también refiere que las Procuradurías locales están involucradas en 22 por ciento de los casos y la policía preventiva en 15 por ciento.

La noticia, publicada en la página web de Desinformémonos, detalla que con porcentajes menores se encuentran el ejército y la marina, con 10 y 5 por ciento respectivamente.

Un análisis de 50 casos de víctimas de tortura en México, refiere que el 100 por ciento fue detenido de manera arbitraria, sin orden de aprehensión en su contra y de ese total, 40.82 por ciento las llevaron a cabo elementos uniformados con identificación, mientras que el 34.69 fueron realizados por personal vestido de civil, el 16 por ciento por parte de policías sin identificación, el 6.12 por ciento por personas uniformadas con identificación y otros vestidos de civil y el 2.04 por ciento por personas de civil y uniforme sin identificación.

“Lo más común es que los agentes que realizan la detención agredan con golpes o patadas con las botas”, destaca el informe, que incluye como métodos de tortura el uso de instrumentos para dar toques eléctricos, bolsas de plástico para asfixiar, golpes con las culatas de armas y el uso de éstas para amenazar o simular ejecuciones.

Entre las prácticas para causar heridas o poner a la víctima en posiciones forzadas están los golpes en todo el cuerpo mientras se inmoviliza al sujeto con esposas, cintas, vendas o toallas.

Además, el informe resalta la impunidad y complicidad que existe dentro de las autoridades encargadas de impartir justicia y el personal en los penales, ya que los médicos y psicólogos de las procuradurías no registran correctamente el estado de los detenidos cuando practican los exámenes correspondientes y por tanto los resultados para determinar si hubo tortura apuntan negativo.

De acuerdo con el CCTI, el rango de edad de las víctimas de tortura va desde los 16 hasta los 54 años, con un énfasis en la población de entre 19 y 31 años; además, la mayor parte de las víctimas son hombres jóvenes y de escasos recursos, lo que apunta una “criminalización de la pobreza y las juventudes”.

Por todo lo anterior, el Colectivo exigió al Congreso aprobar una Ley General Contra la Tortura que se apegue a los estándares internacionales, pues de acuerdo con el documento, “el gobierno mexicano tiene una oportunidad para mostrar interés en la erradicación de la tortura”.
Fin Cerigua
Ld-Ld

Última modificación: 20 de abril de 2017 a las 17:28
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.
Noticias sobre fechas y eventos especiales
28 Abr
Reporte noticioso centroamericano de la Red Voces Nuestras en la que CERIGUA participa.