Guatemala |
31/05/2018

Unicef pidió al gobierno de EEUU revisar estrategias de protección a niñez migrante

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en Estados Unidos (Unicef USA) pidió al gobierno de ese país “revisar urgentemente” sus estrategias de protección a los niños en la frontera sur, asegurando que éstos no deben ser castigados por buscar protección y refugio de los conflictos y la pobreza.

El organismo pidió a EE.UU que adopte políticas firmes que eviten que los menores sean separados de sus familias en tránsito y a crear procedimientos más rápidos para reunirlos con ellos; los niños que llegan solos a la frontera deben mantenerse a salvo y ser contabilizados durante todo el proceso de asilo.

Desde octubre del pasado año, aproximadamente unos 700 niños, incluidos 100 de cuatro años o menos, fueron separados de sus padres en la frontera suroeste de Estados Unidos, de acuerdo a datos de la oficina de refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Las familias que escapan de la violencia política y de las pandillas en Guatemala, El Salvador y Honduras ahora enfrentan el trauma adicional de perder a los niños a los que protegen con su vida, aseguró la oficina de Unicef.

Históricamente, Estados Unidos han tratado las infracciones de inmigración como delitos civiles, en vez de criminales, y los padres no han sido separados de sus hijos cuando ingresan al sistema legal; pero cuando el Procurador General, Jeff Sessions, anunció una política de “tolerancia cero” a principios de este mes para disuadir a los centroamericanos que intentan cruzar ilegalmente la frontera, la aplicación de esta estrategia drástica fue dirigida directamente a los padres que viajaban con sus hijos.

La separación de la familia hace que los niños sean más vulnerables a la explotación y el abuso sin importa su entorno y el trauma que les causa, un estrés que puede afectar profundamente su desarrollo y aumentar el riesgo de enfermedades relacionadas hasta su adultez, señaló el organismo.

Caryl Stern, presidenta y directora ejecutiva de Unicef USA, declaró que los niños deben definirse por su edad, no por sus fronteras, independientemente de su estatus migratorio, los niños son niños y deben ser tratados como tal.

Los niños no son responsables de las diferencias políticas en nuestro mundo; todos los niños que he conocido, en ambos lados de nuestra frontera, y en todo el mundo, solo quieren estar seguros y protegidos con la esperanza de un futuro brillante, aseguró Stern.
Fin Cerigua
Hc/Ld-Ld

Última modificación: 31 de mayo de 2018 a las 13:40